[ES] Superando límites artificiales

[ES] Superando límites artificiales

5 min read

Generate audio versions of your articles with Blogcast.

Hans Pagel recently published this article on his personal blog. Thinking about how some of my friend would probably benefit from reading such an inspiring article, I decided to translate it into Spanish. While I've done some changes to optimize it for non tech-savvy people, I've maintained Hans'  original text as much as I could. Here's the original article.

Hay muchas razones para no empezar algo. Puedes pensar que estás en una situación especial. No tienes el suficiente dinero, tiempo y/o habilidades necesarias para hacer algo impactante. Es claramente imposible construir algo. Pero, ¿sabes qué? Tengo buenas noticias. Ninguna de estas excusas te exime de poder hacer algo impactante. Todos los que empezaron algo exitoso tuvieron suficientes razones para no empezarlo también, como tú. Depende de ti lo que hagas con esas razones. Analicemos ahora algunas de las trampas más comunes:

"No tengo el dinero necesario”.

Estamos viviendo una época increíble. Nunca antes en la historia de la humanidad la sabiduría, el conocimiento y la información han sido accesibles desde casi cualquier parte del planeta. Si estás leyendo este texto, escrito desde un pequeño apartamento, es muy probable que tengas  también acceso a millones de otros libros, artículos, tutoriales, vídeos e incluso personas, al alcance de tus dedos. La mayoría de esas cosas están disponibles de forma gratuita o por poco dinero.

Sí, es frustrante ver cómo algunas startups queman millones cada mes mientras que a ti te bastaría con unos pocos cientos de dólares para contratar a alguien que te ayude. Yo intento verlo de forma diferente: Me motiva el hecho de poder hacer cosas por las que otros pagarían miles de dólares para contratar a alguien que lo hiciera. Solamente hace falta investigación y mucha paciencia (y ambas son gratis).

Si en algún momento tienes éxito, entonces podrás contratar a alguien que te ayude. Para entonces, probablemente estés muy agradecido de haber comprendido la tarea. Entender un temas al menos un poco te hace más consciente de quiénes son los expertos, de qué hablan, qué necesitan hacer para ayudarte y esto, por otro lado, atrae a los expertos a ti.

En realidad, creo que él no tener dinero disponible para invertir en nuevos proyectos es un beneficio más que una limitación. Te hace utilizar los recursos de los que sí dispones (como por ejemplo el tiempo) de forma más conservativa. Te obliga a encontrar formas alternativas. Debería ser una gran motivación para pensar en pequeño y enfocarse en las cosas importantes. En resumen: No tener dinero no debería impedirte construir algo. Puedes incluso considerarlo como un beneficio.

"No tengo tiempo".

Todos en este planeta, tú, yo, millonarios, genios como Elon Musk o Albert Einstein, artistas, maestros, banqueros, estudiantes, para todos un día tiene 24 horas. Cuando alguien dice “no tengo tiempo”, lo que en realidad está diciendo es que otras cosas son más importantes para ellos. No es que no tengan tiempo para hacer algo grande, simplemente deciden (o dejan que otros decidan por ellos) gastarlo en otra cosa. Lo cual tampoco tiene por qué ser malo, cada uno puede hacer lo que quiera con su tiempo.

Si realmente quieres cambiar en lo que gastas tu tiempo, necesariamente vas a tener que decirle “no” a otra cosa. Decir que no puede significar pasar menos tiempo en Netflix o Instagram, salir sólo una vez en vez de dos veces por semana, dejar de hacer horas extras u organizar mejor el día a día.

Algo que no me gusta nada de la mayoría de los libros que he leído sobre productividad es su empeño por decirle que no a todo. No creo que eso sea sostenible ni necesario. Necesitas dormir de media 8 horas al día, necesitas pasar tiempo con otros humanos y necesitas vaguear de vez en cuando. Ahorra un poco de tiempo aquí y allá, encuentra tus malos hábitos y cárgatelos. Antes de decirle si a algo nuevo, pregúntate si realmente quieres decir que sí o si simplemente se ha convertido en tu respuesta predeterminada.

Crea el hábito de dedicar tiempo a lo que realmente quieres hacer. Puedes usar un hábito existente como desencadenante. Por ejemplo, si tienes la costumbre de levantarte pronto, aprovéchala para trabajar 30 minutos en tu proyecto antes de salir de casa. Incorpora este cambio dentro de tu hábito, y se consistente. Si te saltas un día, asegúrate de que lo haces al día siguiente.

Si crees que esos 30 minutos al día (o 10 horas al mes) no son suficientes para construir algo impactante - y es bastante probable que lo estés haciendo ahora mismo - tal vez tengas razón, pero eso no significa que no debas empezar de todas maneras. Sólo significa que necesitas aprender a pensar en pequeño.

Piensa en pequeño, y necesitarás menos recursos, menos tiempo, necesitarás menos complejidad y podrás acabarlo antes. Literalmente cada paso será más fácil si te obligas a centrarse en las partes importantes de tu proyecto en vez de obsesionarse con los detalles. Aquí tienes una pequeña lista de ejemplos:

Escribir un libro → Escribir un blog
Escriba un blog → Twittear tus ideas
Empezar una web de recetas → Empezar una cuenta de Instagram para publicar fotos de tus comidas

¿Significa esto que nunca conseguirás hacer realidad tu idea completa? No, sólo significa que necesitarás menos todo para que las cosas funcionen. Piensa en pequeños pasos, que te acerquen a tu objetivo a largo plazo.

"No sé programar".

Los programadores tienden a pensar en binario. Algo funciona o no funciona. Algo es verdadero o falso. 0 o 1. Si no eres un programador no hay razón para pensar en binario. No existe este mágico interruptor de encendido y apagado para la gente que puede o no puede programar. Eso no es nada que tengas o no tengas. Y seguro que no es nada que puedas aprender en un día, ¿pero por qué debería eso detenerte?

Nadie nació sabiendo programar, ni siquiera la gente ultra inteligente que empezó empresas como Google. En algún momento todos leyeron su primer libro sobre programación o investigaron sobre "cómo programar" o hicieron preguntas estúpidas. Pero eso no les detuvo.

Sí, es otra forma de pensar. Sí, es algo que necesita tiempo para aprender. Pero, como mencioné antes, tienes la mayor red de conocimiento que nunca ha existido al alcance de tus dedos, literalmente. Está a sólo una búsqueda de distancia.

No mires demasiado el trabajo de otras personas

Observar el trabajo de otras personas puede ser inspirador y motivador, pero ten en cuenta que también es posible que tenga el efecto contrario. Si miras los resultados de alguien que ha ejercido una habilidad durante 20 años, o algo creado por un equipo de 20 personas, tendrás la impresión de que es imposible crear algo significativo con todas tus limitaciones. Créeme, aún hay suficiente espacio para tu trabajo.

Si no te sientes inspirado cuando ves el trabajo de otras personas, deja de hacerlo. No tienes ninguna necesidad. Usa tu tiempo sabiamente. Consume menos, crea más y probablemente veas como te resulta cada vez más fácil.

Es la hora de romper tus límites

Tómate tu tiempo para pensar en las razones que te impiden empezar un proyecto que te apetezca hacer. Analiza cuáles de esas razones puedes ir eliminando poco a poco con el tiempo, y cuáles pueden ser enfocadas como una ventaja. Estos límites son artificiales y pueden ser cambiados.

Piensa en pequeño y nada puede salir mal. Empieza a dar el primer pequeño paso. Todo lo demás seguirá y crearás algo grande. Prometido.

Enjoyed the article? Consider sharing it on Twitter so others can enjoy it too :)

Receive project updates, article drafts & thoughts on your inbox every saturday.

Subscribe
next article
How I developed a tool that generates static versions of dynamic websites
previous article
Adding Two Factor Authentication to a Laravel application